Podría generar moléculas “interesantes” similares a los aminoácidos, los bloques constructores básicos de la vida

Los anillos de Saturno se ven al fondo, al tiempo que Cassini observa hacia Titán y su región oscura llamada Sangri-La, al este del sitio donde cayó la sonda Huygens. (Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute)

Los anillos de Saturno se ven al fondo, al tiempo que Cassini observa hacia Titán y su región oscura llamada Sangri-La, al este del sitio donde cayó la sonda Huygens. (Crédito: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute)

Cassini, sonda espacial de la NASA, ha espiado por largo tiempo ya los lagos de metano en la zona “tropical” de Titán, luna de Saturno. Uno de los lagos tropicales parece ser la mitad de tamaño de lago Great Salt, en Utah, con profundidad al menos de 1 metro.

El resultado, un nuevo análisis de la información proveniente de Cassini, es inesperado ya que los modelos previos pre-asumían que los cuerpos líquidos existían sólo en los polos de Titán.

¿De dónde proviene el líquido para formar estos lagos? “Un posible proveedor es agua bajo la superficie”, indicó Caitlin Griffit, autor principal del ensayo de la Universidad de Arizona. “En esencia, Titán podría tener oasis”.

La comprensión de como se formaron lagos o tierras húmedas en Titán ayudará a los científicos a comprender mejor el clima de esta luna. Al igual que el ciclo hidrológico del planeta Tierra, Titán tiene un ciclo de metano, con metano en lugar de agua circulando en su superficie. En la atmósfera de Titán, los rayos ultravioleta separan el metano, dando inicio a una cadena de reacciones químicas y orgánicas complicadas.  Sin embargo, los modelos existentes no han logrado aun explicar la abundancia de metano en Titán.

“Un acuífero podría explicar una de las interrogantes sobre la existencia del metano, que se agota continuamente”, indicó Griffith. “El metano es el progenitor de la química orgánica de Titán, el cual muy probablemente produce moléculas similares a los aminoácidos, los bloques constituyentes de la vida”.

“Modelos de circulación global de Titán asumen que el metano líquido en la región ecuatorial de la luna se evapora y es conducido por el viento hacia los polos sur y norte, donde temperaturas más bajas causan que el metano se condense. Cuando cae hacia la superficie, forma los lagos polares. En la Tierra, el agua es similarmente transportada por la circulación, aunque los océanos también lo hacen,  contrarrestando los efectos atmosféricos”.

Encuentras más sobre esta noticia en inglés aquí.

http://www.nature.com/nature/journal/v486/n7402/full/nature11165.html