¿Controla la bacteria intestinal tu mente?

Estrecha relación entre bacteria intestinal y dieta no saludable  (Crédito: UC San Francisco)

Estrecha relación entre bacteria intestinal y dieta no saludable (Crédito: UC San Francisco)

Las bacterias dentro de ti –que sobrepasan en número a tus propias células en cerca de 100 veces– podrían afectar tus deseos y estados de ánimo para que comas lo que ellas quieren comer, y podrían llevarte a la obesidad.

Esa es la conclusión de un artículo publicado la semana pasada en la revista BioEssays por investigadores de la Universidad de San Francisco UC, la Universidad Estatal de Arizona y la Universidad de Nuevo México.

¿De qué manera puede el microbioma intestinal controlarte?

Las diversas comunidades de microbios, conocidas en conjunto como microbioma intestinal, tienen influencia directa en el comportamiento alimenticio humano y en la dieta elegida para favorecer el consumo de algunos nutrientes en particular que les ayuda a crecer mejor, en lugar de simplemente vivir de manera pasiva de cualquier tipo de nutrientes que les llegue.

Algunas especies bacteriales prefieren la grasa, otras el azúcar, por ejemplo. Compiten con otro tipo de bacterias por alimento y retener el nicho alcanzado dentro de su ecosistema –el tracto digestivo– y a menudo tienen objetivos distintos de los tuyos cuando se refiere a tus propias acciones.

La bacteria ejerce influencia sobre tus decisiones por medio de la liberación de moléculas de señalización en tu tracto digestivo. Debido al hecho que tus intestinos están ligados directamente al sistema inmune, al sistema endocrino y al sistema nervioso, esas señales pueden influenciar tus respuestas sicológicas y de comportamiento –y por lo tanto, la salud.

La bacteria actúa a través del nervio vago, también llamado nervio neumogástrico, que conecta 100 millones de células nerviosas el tracto digestivo con la base del cerebro, cambiando así los receptores del gusto, produciendo toxinas para hacerte sentir mal y liverando químicos que recompensan cierto comportamiento alimenticio.

Ciertos tipos o variantes de bacterias incrementan un comportamiento de ansiedad (en ratones).

Algunos tipos de bacterias causan cáncer de estómago y quizá otros tipos de cáncer.

¿Qué se puede hacer?  (Con guía médica)

Realiza cambios en tu alimentación. Hay cambios alimenticios que se pueden medir en el microbioma en las primeras 24 horas de cambio de aplicada, evolucionando en la escala temporal de minutos.

Consume probióticos. Un estudio mostró que una bebida con Lactobacillus casei  mejora el humor en los que se encontraban muy deprimidos.

Elimina especies específicas de bacteria con antibióticos específicos igualmente.

Adquiere bacteria especializada que digiera tus alimentos preferidos (La bacteria que digiere algas se encuentra en seres humanos en Japón, donde las algas son parte importante de la dieta).

Más información aquí.