Tu memoria puede ser alterada por información que interfiere

(Crédito: iStockphoto)

(Crédito: iStockphoto)

Puedes manipular una memoria existente simplemente al sugerir información nueva o diferente, demostraron investigadores de la Universidad del Estado de Iowa.

La clave es sincronización y recuerdo de esa memoria, dijo Jason Chan, profesor de sicología de esa universidad.

“Si reactivas una memoria trayéndola de nuevo, esa memoria se hace susceptible a cambios nuevamente. Y si en ese momento proporcionas a la persona información nueva pero contradictoria, esa memoria será mucho más difícil de recuperar posteriormente”, dijo Chan.

Uno de los mayores descubrimientos realizados en el estudio es el impacto sobre la memoria declarativa –una memoria que puede ser conscientemente recuperada y verbalmente descrita, por ejemplo, lo que hiciste durante el fin de semana. Los efectos son poderosos ya que las personas al tiempo que recuperan una memoria se está incorporando también nueva información. Chang y Jessica LaPaglia midieron el impacto de la nueva información presentada a intervalos distintos después de la recuperación de la memoria original.

Cuando la presentación era inmediata, la memoria podía ser alterada. Sin embargo, no existía ningún efecto sobre la memoria original cuando la información se presentaba 48 horas después. Chang indicó que basado en otros estudios, parece que existe una ventana de 6 horas antes que la memoria sea consolidada después de ser recordada y no pueda ser alterada.

De manera similar, no hallaron ningún efecto si la información era presentada en un contexto distinto del de la memoria original.

“Durante el periodo de reconsolidación es cuando la memoria puede ser interferida con facilidad. Una vez esa ventana se cierra y la memoria es nuevamente estable, si recibes más información no debería interferir con esa memoria original”, dijo Chan. “Encontramos información que apoya esa idea en una buena cantidad de experimentos en los cuales cambiamos el lapso entre la memoria interferida o  la información equivocada y cuando las personas hicieron la prueba inicial”.

Para estos estudios, los participantes observaron un episodio del programa “24” de 40 minutos de duración en el cual un terrorista usa una jeringa hipodérmica para atacar a una azafata. Entonces se les hizo una prueba para reactivas su memoria del programa de televisión. Seguidamente, los participantes escucharon un audio que incluía información distinta, en donde el terrorista utilizada una pistola de aturdimiento en lugar de la jeringa. Chan indicó que el resultado evidenció que los participantes tenían mucho problema en recordar la jeringa cuando se les preguntaba en una prueba –pero sólo si habían recordado la jeringa en una prueba antes de escuchar acerca de la pistola de aturdimiento.

Para efectos prácticos, este estudio podría tener implicaciones en el contexto de un testigo de algún crimen, indicó Chan. Por ejemplo, si alguien es testigo de un robo a banco y recuerda ese evento más tarde mientras ve una escena de robo de banco en la televisión, Chan indica que es posible que la película interfiera con la memoria original.

“Una cosa que sabemos sobre como funciona la memoria es que no requiere que las cosas sean exactamente las mismas para que interfieran con la memoria anterior”, dijo Chan.

En esta serie de estudios, Chan descubrió que el contexto importa y mucho. En un experimento, se les dio a los participantes información sobre una pistola de aturdimiento, pero fue utilizada en una redada de drogas. Cuando de midió posteriormente, los participantes no experimentaron ningún efecto en la memoria de la jeringa y la aeromoza.

“Las personas no siempre actualizan una memoria previamente establecida basada en nueva codificación ya que la nueva codificación sucede todo el tiempo. Debe ser específico a la memoria original para que esa memoria original sea actualizada”, dijo Chan.

Más información aquí.