Impresora 3D fabrica el hígado humano más pequeño que se conozca

Sección de tejido multicelular de hígado humano bioimpreso teñido con hematoxilina y eosina.

Sección de tejido multicelular de hígado humano bioimpreso teñido con hematoxilina y eosina.

Hígados “crecidos” en laboratorio están un paso más cerca de ser realidad gracias a una impresora 3D cargada con células.

Creada por Organovo en San Diego, California, futuras versiones de este sistema podrían producir porciones de hígado para trasplante.

Los mini-hígados que Organovo hace tienen sólo medio milímetro de profundidad y 4 milímetros de ancho pero pueden ejecutar la mayoría de funciones del hígado real.

Para crearlos, una impresora crea cerca de 20 capas de hepatocitos y células estrelladas –dos tipos principales de células del hígado. Crucialmente, la impresora añade también células del revestimiento de vasos sanguíneos. Estos forman una delicada malla de canales que suministra oxígeno y nutrientes a las células de hígado, permitiendo al tejido vivir por cinco días o más. Las células provienen de tejido sobrante removido en operaciones y biopsias.

La estructura realista y funcional de los mini-hígados los hace buenos para la medición de toxicidad de drogas y otras substancias.

El objetivo principal de Organovo es el crear estructuras de tamaño humano para trasplantes; el gran reto es imprimir redes más grandes de canales de vasos sanguíneos para alimentar el órgano.

Más información aquí.

 

Palabras más populares:

  • tejidos de cuerpo humano teñidos con eosina