Buenos días a todos. Me gustaría comentar acerca de un par de cosas. La primera de ellas es el agua. Veo que ustedes han disfrutado del agua que les han proporcionado aquí en la conferencia, durante los últimos días. Estoy seguro de que confían en que viene de una fuente segura.

¿Pero qué tal si no es así? ¿Qué tal si viene de una fuente como ésta? Las estadísticas indican que la mitad de ustedes podrían sufrir de diarrea. He comentado en el pasado sobre las estadísticas, y la provisión de agua segura potable para todos. Pero no parece plausible. Y pienso que me he dado cuenta del por qué. Es porque, usando el pensamiento actual, la escala del problema parece demasiado grande para encontrar una solución. Así que lo descartamos. Nosotros, gobiernos y agencias de ayuda. Bueno, ahora quisiera mostrarles que pensando de manera diferente, el problema puede solucionarse. Por cierto, desde que he estado hablando, otras 13 000 personas alrededor del mundo sufren en estos momentos de diarrea. Y cuatro niños acaban de fallecer.

Yo inventé la botella “Lifesaver” por que me enojé. Yo estaba, como muchos de ustedes, sentado el día después de navidad en el 2004, cuando vi unas noticias devastadoras del tsunami asiático que acababa de ocurrir, y estaban transmitiendo en TV. Los días y semanas que siguieron, las personas tratando de llegar a las colinas, viéndose forzadas a beber agua contaminada, o morir. Eso realmente me impresionó. Entonces, unos meses después, el huracán Katrina golpeó nuestro lado de América. “Muy bien”, pensé, ” aquí hay un país del Primer Mundo, veamos lo que pueden hacer”. Día uno: nada. Día dos: nada. ¿Sabían ustedes que tomó cinco días sacar el agua del Superdomo? Las personas se disparaban entre ellas en las calles, por aparatos de TV y agua. Es ahí cuando me decidí a hacer algo al respecto.

Ahora pasé mucho tiempo en mi garaje, durante las siguientes semanas y meses. También en mi cocina, para desesperación de mi esposa. Sin embargo, después de algunos prototipos fallidos, finalmente logre esto, la botella “Lifesaver”.

Bien, ahora para el momento científico. Antes de “Lifesaver” los mejores filtros manuales solo eran capaces de filtrar aproximadamente a 200 nanómetros. La bacteria más pequeña mide 200 nanómetros. Entonces una bacteria de este tamaño puede pasar a través de un agujero de 200 nanómetros. El virus más pequeño, por otra parte, mide 25 nanómetros. Ellos definitivamente podrían pasar a través de esos agujeros de 200 nanómetros. Los poros de “Lifesaver” son de 15 nanómetros. Entonces nada podrá pasar a través de ellos.

Bueno, voy a hacer una pequeña demostración. ¿Quieren verlo? Pase mucho tiempo preparando esto. Así que yo creo que si. Estamos en la hermosa ciudad de Oxford. Entonces, alguien lo ha arreglado. Hermosa ciudad de Oxford, lo que hice es que fui y guardé un poco de agua del Río Cherwell, y del Río Tamesis, que fluye por aquí. Y esta es el agua. Pero tuve que pensar, ustedes saben, si estuviéramos a la mitad de una zona inundada de Bangladesh, el agua no se vería así. Así que fui y obtuve algunas cosas para agregarle. Y este es de mi estanque.

(toses) Huela eso señor camarógrafo.

Muy bien (risas). Vamos a colocar esto allá.

Audiencia: ¡fuchi!

Michael Pritchard: Bien, tenemos algunos candidatos de la planta de drenaje de una granja. Así que lo pondré allá. (risas) Ponemos esto ahí. Ya está. (risas) Y otros pedacitos y cosas van ahí. Tengo un regalo de parte del conejo de un amigo. Así que lo pondremos ahí también. (risas) Bien. (risas) ahora.

La botella “Lifesaver” trabaja de manera muy simple. Solo se agrega el agua. Hoy utilizaré una jarra para mostrarles a todos. Pongamos un poco de este estiércol ahí. No está lo suficientemente sucio. Agitémoslo un poco. Bien, entonces tomaré esta agua asquerosa, Y la pondré aquí. ¿Alguien quiere beberla así? (risas) Bien, aquí vamos. Reemplazamos la tapa. La bombeamos un poco. ¿Bien? Eso es todo lo que se requiere. Tan pronto como quite la tetina, agua potable y estéril saldrá. Tengo que hacerlo rápido. Bien ¿listo? Aquí vamos. Cuidado con lo eléctrico. Esto es agua potable y estéril. (aplausos) ¡Salud! (aplausos) Aquí tienes Chris. (aplausos) ¿Quieres probarla?

Chris Anderson: Delicioso.

Michael Pritchard: Bien. Veamos el programa de Chris durante el resto del show. ¿Bien? (risas)

Bien, La botella “Lifesaver” es usada por miles de personas alrededor del mundo. Dura unos 6 000 litros. Y cuando caduca, usando tecnología de seguridad, El sistema se cierra, protegiendo al usuario. Retire el cartucho. Inserte uno nuevo. Y servirá para otros 6 000 litros.

Ahora veamos las aplicaciones. Tradicionalmente, en una crisis ¿Qué es lo que hacemos? Enviamos agua. Entonces, después de unas semanas, armamos campamentos. Y las personas se ven forzadas a venir a los campamentos para tener agua potable. ¿Qué sucede cuando 20 000 personas se congregan en un campamento? Se diseminan enfermedades. Se requieren más recursos. El problema se perpetúa a sí mismo. Pero pensando de manera diferente, y enviando éstas. Las personas se pueden quedar donde están. Ellos pueden hacer su propia agua potable, y comenzar a reconstruir sus casas y sus vidas.

Ahora, no se necesita un desastre natural para que esto funcione. Usando la antigua manera de pensar, de la infraestructura nacional, y tuberías, es muy caro. Cuando se calculan los números nos quedamos sin notas. Aquí hay que “pensar diferente”.

En lugar de enviar agua, y usar el proceso manual para hacerlo, usemos a la Madre Naturaleza. Ella tiene un fantástico sistema. Ella toma el agua desde allá, le quita la sal, gratis, la transporta por acá, y la deja caer sobre las montañas, ríos y arroyos. Y ¿Dónde vive la gente? Cerca del agua. Todo lo que tenemos que hacer es hacerla estéril.

Podríamos usar la botella “Lifesaver”. O podríamos usar uno de estos. La misma tecnología, en un bidón. Esto procesará 25 000 litros de agua. Que es suficiente para una familia de cuatro, durante tres años. ¿Y cuánto cuesta? Alrededor de medio centavo por día. Gracias.

(aplausos)

Así que, pensando de manera diferente y procesando el agua en el punto de uso, madres y niños no tendrán que caminar cuatro horas al día para buscar su agua. Pueden obtenerla de una fuente cercana. Y con solamente 8 mil millones de dólares, podremos lograr las metas del milenio de reducir a la mitad el número de personas sin acceso a agua potable segura. Para ponerlo en contexto, El gobierno de Inglaterra gasta 12 mil millones de libras al año en ayuda externa. Pero ¿Por qué detenernos ahí? Con 20 mil millones de dólares, cada uno puede tener acceso a agua potable. Por lo que los tres mil y medio millón de personas que sufren cada año, como resultado, y los dos millones de niños que mueren cada año, vivirán. Gracias.

(aplausos)

Tomado de Ted, ideas que vale la pena difundir.

Palabras más populares:

  • experimentos del agua sucia que se convierte en agua limpia
  • proceso de convertir aguas residuales en agua potable