Hidrógeno como combustible utilizando nanopartículas

Científicos de la Universidad de New South Wales han demostrado que el hidrógeno puede ser liberado y reabsorbido utilizando borohidruro sódico, un material de almacenamiento muy prometedor y que soluciona un problema mayor para el uso del hidrógeno como una fuente de combustible.

Diagrama de la nanopartícula, con borohidruro sódico encapsulado con níquel, y una imagen (derecha) TEM de estas partículas (Crédito: University of New South Wales)

Diagrama de la nanopartícula, con borohidruro sódico encapsulado con níquel, y una imagen (derecha) TEM de estas partículas (Crédito: University of New South Wales)

Considerado el combustible del futuro, el hidrógeno podría utilizarse para dotar de electricidad edificios, dispositivos electrónicos portátiles y vehículos  -pero su aplicación depende de tecnología de almacenamiento práctica.

Los investigadores sintetizaron nanopartículas de borohidruro sódico y las encapsularon con una capa de níquel.

Su particular nanoestructura “núcleo-capa” demostró asombrosas propiedades para almacenar hidrógeno, incluyendo la liberación de energía a temperaturas mucho menores que las previamente observadas.

“Nadie había tratado de sintetizar estas partículas a nanoescala porque consideraban que era demasiado difícil y no podría realizarse. Somos los primeros en hacerlo y demostramos que la energía en forma de hidrógeno puede ser almacenada utilizando borohidruro sódico a temperatura y presión de uso práctico”, indicó Kondo-Francois Aguey-Zinsou, de la Escuela de Ingeniería de UNSW.

Compuestos livianos conocidos como borohidruros (incluyendo el litio y compuestos de sodio) son conocidos por su efectividad como materiales de almacenamiento, pero se creía que una vez liberada la energía no podría ser reabsorbida  -una limitación crítica. Esta percepción de “irreversibilidad” representó que se pusiera poca atención en el borohidruro sódico.

“Al controlar el tamaño y arquitectura de estas estructuras, podemos afinar sus propiedades y hacerlas reversibles -esto significa que puede liberar y re-absorber hidrógeno”, indicó Aguey-Zinsou. “Tenemos ahora un camino para investigar todos los borohidruros, que son particularmente interesantes para aplicación en vehículos debido a su alta capacidad de almacenamiento de hidrógeno”.

Más información sobre este artículo aquí.

Deja un Comentario

%d bloggers like this: